Flexibilizan los aplazamientos de IVA sólo para autónomos

El Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, eliminó la posibilidad de conceder aplazamientos o fraccionamientos de determinadas deudas tributarias, entre ellas las derivadas de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades y las derivadas de tributos que, como el IVA, deben ser legalmente repercutidos, salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.
Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deudas afectadas por esta medida se inadmitirán, mientras que el resto de solicitudes se tramitarán en función de su importe, de acuerdo con el procedimiento establecido, que no ha sido modificado por el Real Decreto-ley.
 
Hacienda ha incluido en su página web una nota aclaratoria con relación a la solicitud de aplazamientos y fraccionamientos para autónomos, y que afecta especialmente a las solicitudes de aplazamiento del  IVA en las que, desde el 1 de enero de 2017, se debe acreditar que no se han cobrado las cuotas repercutidas para que la solicitud de aplazamiento no sea inadmitida.
Las conclusiones de esta nota son:1º.- Se flexibiliza la solicitud de aplazamientos sólo para los autónomos(personas físicas empresarios y/o profesionales).
No afecta a sociedades (sean o no pymes).
2º.- Se establece para los autónomos las siguientes pautas en la tramitación de sus solicitudes de aplazamiento del IVA y de los pagos fraccionados de IRPF:
a) Si la solicitud se refiere a una deuda cuyo importe global es igual o inferior a 30.000 euros: se podrán conceder los aplazamientos, sin garantías, hasta un máximo de 12 plazos mensuales, salvo que el obligado hubiera solicitado un número de plazos inferior, en cuyo caso, se concederán los plazos solicitados.
La periodicidad de los pagos será, en todo caso, mensual.
Se tramitan mediante un mecanismo automatizado de resolución.b) Si las solicitudes se refieren a una deuda cuyo importe global excede de 30.000 euros, se podrán conceder los aplazamientos, en función del tipo de garantía aportada por el deudor, y por un plazo máximo de36 plazos mensuales, salvo que el obligado hubiera solicitado un número de plazos inferior, en cuyo caso, se concederán los plazos solicitados.
Si las deudas son por IVA, será necesario, además, acreditar que las cuotas de IVA repercutidas no han sido pagadas.

En todo caso, NO son aplazables las deudas por retenciones e ingresos a cuenta de trabajadores y profesionales trimestrales/mensuales, ni para autónomos ni para sociedades.
Se adjunta link con la nota de Hacienda.
Póngase en contacto con CE Merida para cualquier duda o aclaración que necesite con relación a esta novedad.
CE te auida

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies