Noticias y novedades de CE Mérida

¿Estás en Desequilibrio Patrimonial? : Soluciones. Video explicativo

2 septiembre, 2017 | Publicado en Fiscal , Noticias y Novedades

Desq Patimonial

 

Se entiende por desequilibrio patrimonial la situación en la que se encuentra la sociedad cuando su patrimonio está por debajo de la mitad de su capital social, entendiendo por patrimonio neto la cifra resultante de sumar el capital social, más las reservas (legales y voluntarias) y restar las pérdidas.

En tales casos los administradores tienen un plazo de 2 meses desde el conocimiento del desequilibrio para:

 

  • Convocar Junta General de socios/accionistas para la adopción del acuerdo de disolución o, si acuerdo social fuese contrario a la disolución o no pudiera ser logrado el restablecimiento del equilibrio patrimonial, en ese caso, en otros dos meses deberían…
  • Solicitar la disolución judicial o, si procediere, el concurso de la sociedad, en el plazo de dos meses a contar desde la fecha prevista para la celebración de la junta.

No obstante lo anterior, la sociedad puede optar por medidas que permitan el reequilibrio de la relación en los fondos propios y el capital social, tales como:

  • Ampliación de capital.- siempre que sea en cuantía suficiente para superar el desfase entre patrimonio y capital social.
  • Reducción de capital.- Nunca por debajo de la cifra mínima legal de capital, ya que ello conllevaría incurrir en otra causa de disolución.
  • Reducción-ampliación simultáneas (“operación acordeón”).- Reducción del capital social a cero y, simultáneamente, aumento hasta una cantidad igual o superior al mínimo legal.
  • Reposición de patrimonio mediante aportaciones de los socios/accionistas.- No implicaelevar la cifra de capital social, ni afectar a la participación de los socios en el mismo.
  • Préstamo participativo.- La retribución del capital prestado es variable en función de la evolución de la empresa prestataria.

Si nada de lo anterior se lleva a cabo, los administradores pasan a responder solidariamente de las obligaciones sociales.

Y ello de una forma objetiva, es decir, sin tener en cuenta ni ser necesaria la concurrencia de requisitos tales como la buena o mala fe del administrador, la existencia de un acto u omisión culpable o negligente del administrador.

Menú
×